Divina Causa

El origen de este plato se habría dado años antes en 1821, “tras el discurso de Don José de San Martín en la declaración de la Independencia del Perú, se organizó el “Convite para la Noche Feliz”, en donde se sirvieron entre otros manjares criollos, nuestra causa.

También se cuenta que 1880, en plena Guerra del Pacífico, en el Perú, mucha gente recolectaba insumos para ayudar a solventar los gastos de la campaña de nuestro batallón. Entre los alimentos acopiados había maíz, alverjas, zanahorias, pero sobre todo papa. Es así que se crea “La Causa”, y su nombre se debe a que la gente la preparaba por la causa, que era sobrevivir a la guerra.

Hoy en día, se han creado diversas variantes de este potaje, y se ha fusionado con otros platos. Algunas son: la causa limeña, la causa norteña, causa de pulpa de cangrejo, causa con atún, causa con pulpo al olivo.